DTLA0310

DENTAL TRIBUNE Hispanic & Latin America www.fdi2010.com Esta distinción es fundamental ya que el ámbito del tratamiento odon- tológico comprende únicamente las apneas obstructivas periféricas. En los individuos con OSAS, el sueño resulta fragmentado e interrumpido, sin que el paciente tenga conciencia alguna de los despertares, con lo cual tiene la sensación de haber dormido serenamente toda la noche; de este modo, la apnea no permite alcanzar el sueño profundo restaurador y el paciente termina teniendo somno- liencia diurna. La calidad inferior del sueño unida a la somnoliencia diurna genera al- teraciones del rendimiento, dismi- nución de la concentración, irritabi- lidad, falta de líbido y pérdida de la memoria. Todos estos factores influyen pro- fundamente en la calidad de vida del paciente y pueden evolucionar a cuadros clínicos más graves caracte- rizados por la aparición de patologías como la hipertensión arterial sisté- mica, la cardiopatía isquémica, el in- farto, la hipertensión pulmonar y las arritmias cardiacas. Por este motivo es importante intervenir terapéuti- camente para curar la enfermedad y prevenir la evolución natural. El ronquido representa uno de los síntomas principales y el motivo por el cual los pacientes afectados por esta patología van a un especialista del sueño. El síntoma �ronquido� in- tenso como manifestación ruidosa simple y aislada durante el sueño sin vinculación con otra sintomatología clínica (por ejemplo apneas) consti- tuye un problema social para el indi- viduo, pero en sí mismo no conlleva ninguna relevancia clínica. Sin embargo, el ronquido es un fe- nómeno que no puede y no debe ser tenido en menos, por cuanto siempre aparece primero y puede represen- tar un epifenómeno de una patología más relevante como es el OSAS. El encuadre clínico del paciente no puede prescindir de un cuestionario preparado para obtener respuestas precisas y claras sobre las caracte- rísticas del ronquido, el periodo del inicio, la presencia de familiares, los hábitos suntuarios (fumar y alcohol), los epidosidos de “choking” (desper- tar nocturno con sensación de aho- go), intranquilidad motora durante el sueño (en los miembros inferio- res en particular), la nicturia o la enuresis, las cefaleas al despertar, el cansancio y la somnoliencia diur- nos. Dado que la aparición de som- noliencia diurna es el síntoma que más expresa el grado de gravedad de la componente apnéica durante el sueño, es de fundamental impor- tancia que durante la anamnesis se obtenga la información más precisa posible al respecto. El síntoma de somnoliencia es sin embargo inespecífico, y se lo puede relacionar con diversas patologías o alteraciones (alcohol, fármacos, insomnio, etc.). Las propuestas que se hallan en la bibliografía para me- dir el nivel de somnoliencia diurna son numerosas; desde hace años, y en base a la experiencia de muchos autores, se sostiene que la aplica- ción de la escala de somnoliencia de Epworth (Epworth Sleepiness Scale, ESS) es una modalidad simple y con- fiable para obtener información en este ámbito (Cuadro 1). Esta escala mide la somnoliencia cuantificando la probabilidad del indi- viduo de adormecerse en 8 situaciones específicas, con un puntaje creciente de 0 a 3. Se consiera que un puntaje superior a 10 es índice de somnolien- cia patológica (grave superior a 14). Sin embargo, el examen principal para el OSAS es la polisomnografía, una monitorización continua y si- multánea de varios parámetros fisio- lógicos y patofisiológicos durante un periodo de sueño espontáneo. El tipo de examen polisomnográfico y las características de los sensores a uti- lizar dependen de las características clínicas del paciente y del enfoque diagnóstico. De modo que siempre es necesario estudiar al paciente duran- te un periodo de sueño nocturno y la duración del examen debe ser de al menos 6 horas (con sueño válido de al menos 4 horas) (fig. 2). 9Avances clínicos JuniorPage_175x229 15.01.2010 14:03 Uhr Seite 1 Figura 3. CPAP. Figura 4. Aparatos intrabucales. Figura 5. Dispositivo de ortoapnea utilizado (www.orthoapnea.com).

Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download